Inicio > Activismo, Alimentacion > Comida, S.A.

Comida, S.A.


Comida, S.A., ésta es la traducción aproximada a “Food Inc”, el revelador documental que luchará por un Oscar el próximo 7 de marzo. Se trata de un “documental de combate”, al estilo de los de Michael Moore, centrado en este caso en las entrañas de la industria alimentaria norteamericana y en la estela de lo que vislumbramos en los libros “Fast Food Nation” y “Un detective en el supermercado”. De hecho, sus respectivos autores –Eric Schlosser y Michael Pollan- aparecen en “Food Inc” para denunciar que las granjas se han convertido en fábricas y que la codicia de un puñado de empresas está enfermando a los ciudadanos…y no sólo a los americanos: una de cada tres personas nacidas después de 2000 serán diagnosticadas con diabetes, uno de cada dos entre las minorías, no por casualidad los más pobres.

En las baldas del supermercado americano medio pueden encontrarse 47.000 productos, la mayoría de ellos procesados, generando una “ilusión de diversidad”, en palabras de Pollan. En realidad, media docena de corporaciones fabrican la mayoría de esos productos, “que parecen alimentos pero que no lo son”, según el periodista.

El proceso simultáneo de industrialización de la producción alimentaria y concentración empresarial tuvo su origen, cómo no, con McDonald’s. La expansión de la cadena de los arcos dorados se basó en el extremo abaratamiento de los menús, lo que implicó la hiperespecialización de sus empleados y la simplificación al máximo de su oferta. La presión en los márgenes pasó a los proveedores, que aplicaron las economías de escala a sus propias cadenas de producción. Así surgieron monstruosos mataderos como el de Smithfield Foods, donde se sacrifican 27 millones de animales al año, un auténtico holocausto animal.

Pero nada de esto hubiera sido posible sin las subvenciones que el gobierno americano concede a los productores de cereales de EEUU. La soja, el trigo y, sobre todo, el maíz, están en el origen de esta gigantesca cadena de producción que inunda el mundo de comida barata y poco nutritiva. “El maíz es barato y engorda rápidamente al ganado”, cuenta Pollan en el documental. Es por ello que se halle en productos tan dispares como el pescado, la Coca-cola, la mantequilla de cacahuete o las pilas Duracell.

Una de las cosas que más asombran a un español en las ciudades americanas es que los productos frescos escasean y, cuando los hay, son artículos de lujo. En suburbios como el Bronx neoyorkino simplemente son inexistentes. Paradójicamente, productos cárnicos mucho más caros de producir –hamburguesas, tacos, pollo frito- se pueden comprar por un puñado de dólares. Como dice un ganadero independiente en la película, “vivimos en la ficción de la comida barata, pero esa comida tiene unos enormes costes ecológicos y sociales ocultos”.

“Food Inc” se mete hasta la cocina del sistema de producción de alimentos de EEUU y no duda en señalar con el dedo a gigantes como McDonald’s o Monsanto. Que la película pueda estrenarse y aspire a los Oscars demuestra que, duela a quien duela, Estados Unidos sigue siendo una democracia con una fuerte capacidad de autocrítica.

Mas no nos pongamos negativos. El mismo sistema de producción que está empujando a la obesidad y a la diabetes a millones de personas en todo el mundo es el que ha prácticamente ha erradicado el hambre de buena parte del planeta. El capitalismo ha demostrado ser la herramienta más eficiente de distribución de recursos de la historia pero adolece de un cáncer: la codicia.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: