Archive

Posts Tagged ‘capitamismo’

Plutonomía – Plutonomy – Definition – Definición

26 abril, 2011 4 comentarios

The term plutonomy refers to an economy where the balance of wealth is extremely uneven. In a plutonomy, a small percentage of the population controls the majority of the wealth. This wealthy group has the highest income, and controls much of the spending and economic growth. This phenomenon is usually created by explosive economic growth powered by advances in technology, where enormous amounts of money are made by a select few. Some people think that this contributes to the loss of the middle class, that there are the rich and everyone else.

The word plutonomy was coined by Ajay Kapur, a financial analyst for Citigroup, to describe countries that have inequality of wealth distribution, and tremendous national income. The United States was identified as one of these countries. The term actually combines the words economy and plutocracy, with plutocracy meaning government by the wealthy, to create a word that refers to the control of the economy by the wealthy.

In the United States, it is estimated that the richest 10 percent of American households control more wealth including money and other assets than the remaining 90 percent. This is one of the things that makes the United States an example of a plutonomy. The massively uneven distribution of wealth means that this small percentage of extremely wealthy people have a much greater effect on the economy than the rest of the population combined.

According to some theories, a plutonomy occurs when a relatively small number of people earn huge sums of money, frequently during an economic boom. One of the noted causes of these enormous incomes would be advances in technology. When a new technology becomes part of the mainstream culture, it generates wealth for the relative few people who control the new technology. An example of this would be the spread of internet use generating large sums for the internet service providers and the owners of major websites, particularly now that the majority of households have internet connections.

Another aspect of plutonomy states that this uneven distribution of wealth creates just two economic classes, the rich and everyone else, or the non-rich. This is because there is such a large gap between the rich and the non-rich that very little middle ground exists. The rich control the economy not only through generating wealth, but by spending much more than the non-rich, close to 70 percent of all spending, according to some estimates. They also further influence the economy by affecting the national debt; they spend a much larger percentage of their incomes, borrowing more and saving less than the non-rich.

El término Plutonomía (del gr. πλουτο- rico y οἰκονομία, economía) un préstamo del inglés (plutonomy) idioma en el cual designa un tipo de economía “que es significantemente influida por los muy ricos”.

De acuerdo al grupo Forbes, en una plutonomía “el crecimiento económico es potenciado y consumido por la riqueza de la clase más alta de la sociedad. La plutonomía hace referencia a un tipo de sociedad donde la mayor parte de la riqueza es controlada por una minoría que siempre decrece, como tal, el crecimiento económico de la sociedad es dependiente de las fortunas de la minoría adinerada”.

Un informe interno -Mayo del 2005- del Citigroup entiende lo anterior como un sistema en el cual “los ricos dominan los ingresos, riqueza y consumo” agregando: “Nuestra tesis es que los ricos son los promotores dominantes en la demanda en muchas economías alrededor del mundo (los EEUU, Reino Unido, Canadá y Australia) … creemos que los capitalistas globales van a obtener una parte aun más grande de la riqueza mundial sobre los próximos años”. Fue este informe -o más bien, su descubrimiento- lo que puso el término en la atención pública. (ver más abajo)

El documento del Citigroup especifica: “nos gustan las empresas que venden o prestan servicios a los ricos: bienes de lujo, bancos privados, etc” porque “en una plutonomía no existe ese animal ‘el consumidor de EEUU’ o ‘el consumidor del Reino Unido”. Hay consumidores ricos, pocos en número, pero desproporcionados en el porcentaje gigantesco de sus ingresos y consumos que ejercen. Y hay el resto, los “no ricos”, las multitudes numerosas, pero que cuentan por sorprendentemente poco del consumo nacional”. Más adelante ese informe se refiere a esa “multitudes numerosas” como “las masas”, “los inquilinos” (peasants, en el sentido de ocupantes temporales, no educados y casi sin derechos.) etc.

El caso estadounidense

En Estados Unidos, el 1% de la población posee la misma riqueza que el 90% de menores ingresos, siendo el 20% más rico quien consume más de la mitad del total de lo existente en el mercado, siendo por tanto el 1% de la población quien decide, a través de su capital e inversiones, la política económica nacional.

El estudio de Citigroup

La palabra se hizo conocida debido a su uso por los analistas de Citigroup en 2005 en su documento The Plutonomy Symposium: Rising Tides, Lifting Yachts. (Simposio Plutonomía: mareas altas elevan yates) para describir el crecimiento en positivo de la economía estadounidense durante en un momento con índices de mala salud económica, como el aumento de la pobreza, de las ratios de interés y de la deuda pública. El estudio ve una oportunidad de negocio en la plutonomía y señala a la democracia como la única amenaza, al tener la misma capacidad de voto cualquier persona y poder inclinar la balanza hacia un gobierno que limitara la acumulación de capital de este modo.

Los analistas argumentaban que si la economía continuaba creciendo en un momento de elementos contradictorios era porque la clase social más rica mantenía ese crecimiento. También pensaban que Canadá, la U.E. con Gran Bretaña a la cabeza o China estaban creando plutonomías.

La Corporacion – ¿Instituciones o Psicopatas?

14 febrero, 2010 4 comentarios

La corporación (The Corporation), titulado en España Corporaciones. ¿Instituciones o psicópatas?, es un documental canadiense de 2003 sobre la corporación multinacional moderna. A partir de la constatación de que las empresas modernas, amparadas por el estatus de personas jurídicas, han ido adquiriendo derechos propios de los seres humanos personas físicas, el documental analiza la conducta social de las empresas a través de diversos ejemplos, y utilizando los criterios psiquiátricos con los que un psiquiatra evaluaría la conducta y la salud mental de un individuo cualquiera.

La evaluación de la “personalidad” de la persona jurídica que es la corporación, a partir de los criterios del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-IV), establece un paralelismo entre la conducta de la corporación moderna con ánimo de lucro y el comportamiento de un psicópata clínicamente diagnosticado. Las prácticas corporativas examinadas encajan con los síntomas que el DSM-IV considera definitorios de la psicopatía, atestiguado por el doctor Robert D. Hare, especialista de renombre en el campo de la psicología criminal:

  • Despiadada desconsideración por los sentimientos de los otros.
  • Incapacidad para mantener relaciones prolongadas.
  • Despreocupación imprudente por la seguridad de otros.
  • Falsedad: mentir y engañar repeditadmente a otros para lucrarse.
  • Incapacidad de sentir culpa.
  • Incapacidad de acatar las normas sociales y los límites legales de conducta.

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/La_corporaci%C3%B3n

Un documental de Jennifer Abbott, Mark Achbar y Joel Bakan. Tres capítulos de unos 60 minutos. Web oficial: The Corporation. Canadá. Inglés. 2003.

Hace algunos pocos cientos años las «corporaciones» eran entidades prácticamente insignificantes. Sólo existían con fines limitados y concretos. Muchas eran similares a las actuales ONGs. Sin embargo, algo cambió y desde el siglo XVII en Europa, algo después en América, su sed por «ganar dinero» las convirtió en verdaderos gigantes. Hoy en día las empresas son tan grandes y poderosas como muchos gobiernos del mundo – o incluso más. Igual que en su día lo fueron la Iglesia, la Monarquía o el Partido Comunista en diversas épocas y lugares. Este documental explora cómo se ha llegado a la situación actual analizando desde su origen qué es una corporación, cómo funciona realmente, por qué actúa como actúa y cuáles son los efectos de sus acciones sobre el MundoReal™. Para realizar este análisis los autores dividen en tres horas el documental, tratando temas bien distintos pero interelacionados.

1. El origen de las corporaciones

Esta es seguramente la parte más interesante de las tres y para mi la que resultó más informativa. Analiza el origen y la entidad legal de la corporación como «persona». Salvando algunas las diferencias entre Estados Unidos y el resto del mundo, la entidad «empresa/corporación/compañía» (vienen a ser lo mismo, de modo que usaré «corporación» parra abreviar) es prácticamente igual en todas partes. La corporación es una creación artificial, una figura puramente legal que otorga a una entidad la práctica totalidad de «derechos» que tienen las personas: poseer, comprar, vender, pleitear y muchos más. Pero al mismo tiempo, libera a la entidad de muchas obligaciones. Y, especialmente, actúa como «aislante legal» para las personas «reales» que la gobiernan. La única obligación de una corporación es generar beneficios para los «dueños». Igual que un tiburón está «diseñado» como «máquina perfecta para matar», la empresa actúa con el mismo diseño despiadado para «obtener beneficio». Cualquier otro aspecto es secundario. Especialmente el bienestar de las personas que trabajan para ella, de las personas a las que afectan sus acciones y decisiones, o incluso el bienestar del propio planeta. Todos esos aspectos son secundarios frente al beneficio.

  • El propio nombre corporación («formar un cuerpo») indica lo legalmente iguales que son personas y corporaciones. Sin saberlo a ciencia cierta, yo diría que el término castellano «empresa» debe tener más que ver con la concepción original de «grupo de gente que se une con un objetivo común, por ejemplo, construir un puente o explorar un nuevo continente». Tal vez sucede lo mismo con «compañía» aunque implica «varias personas». Los términos como S.L. (Sociedad Limitada) o (Sociedad Anónima) (equivalentes a las Inc. americanas, «Incorporated» = corporaciones) son también una curiosa referencia sobre la «limitación de responsabilidad» de los propietarios o cómo pueden permanecer «anónimos» (e impunes) ante potenciales malas actuaciones de la «corporación».

Se aprenden muchos detalles importantes y curiosidades sobre las corporaciones en esta primera parte. Para empezar, la manipulación original de los abogados de las empresas sobre la 14ª enmienda de la Constitución de los Estados Unidos para convertir lo que era el derecho de los esclavos liberados a su propia vida, a la propiedad y la protección legal, aplicándolas a las entonces emergentes primeras empresas para convertirlas a todos los efectos en «personas».

El hecho de que las corporaciones deban legalmente poner por delante de todo el obtener beneficios, antes incluso que el bien público, no es algo que haya surgido espontáneamente, es una decisión muy estudiada, de hecho una decisión judicial. Sólo deben preocuparse legalmente de obtener beneficios a corto plazo para sus accionistas. Accionistas que además está muy concentrados. Más o menos la mitad de las acciones de todas las corporaciones que existen es propiedad de sólo el uno por ciento de la población más rica. Y el ochenta por ciento de la población, los menos pudientes, controlan solo el cuatro por ciento de las acciones de las corporaciones. [Noam Chomsky]

Encontré por fin una buena definición de externalidad en este documental: «el efecto externo que tiene una transacción entre dos partes sobre una tercera parte que no tiene nada que ver al respecto». La persona A tala un bosque vende la madera a B quien la compra para construir una casa. Pero el vecino C, que vive cerca del bosque sufre los efectos externalizados de la transacción: deforestación, contaminación, etc. Las empresas se comportan como máquinas de externalizar según uno de los entrevistados sin importarles nada que no sea la transacción y su beneficio. (Nota personal: En cierto modo me encanta que entonces internalidad signifique justo todo lo contrario y venga a ser algo así como «hacer tuyos los problemas y preocupaciones de los demás para darles solución» – aunque no figure así en el diccionario.)

La externalización, el mal trato a los trabajadores, a los clientes, la mentira, el engaño (incluyendo la publicidad), la falta de remordimientos, la práctica esclavitud en que trabajan personas del tercer mundo para las corporaciones del primer mundo, la falta de respeto hacia el medio ambiente… Todo esto según el documental son signos de un trastorno. Si hubiera que diagnosticar a la «corporación persona» como a un «paciente», el diagnóstico sólo podría ser uno: una corporación es un psicópata peligroso.

2. El impacto de las corporaciones en la sociedad

Esta segunda parte describe cómo están influyendo las corporaciones en la sociedad y el planeta, tanto en el sentido medioambiental como en las personas y su comporamiento como individuos y como diversos grupos. Se analizan algunos casos sobre cómo ciertos bienes públicos ahora no son tan públicos, o cómo ciertas empresas subsidiadas por el bien común son privatizadas. Guerras por recursos naturales que deberían ser de todos. O por qué para las corporaciones las cosas sólo tienen valor cuando alguien las posee. Por eso dan tanta importancia a las patentes e intentan patentar cosas como los genes, animales, hasta el punto de que hoy en día es posible patentar cualquier ser vivo de laboratorio excepto un ser humano completo. La «propiedad» sobre la canción Feliz Cumpleaños hace que una subsidiaria de Time-Warner reciba 10.000 dólares cada vez que se utiliza en una película. Esto está mejor explicado si caba en el libro Free Culture de Lawrence Lessig.

Hay una sección interesante sobre cómo las empresas enfocan la publicidad para influenciar a la sociedad. Es tremendo el fragmento dedicado a los niños:

Con la publicidad puedes intentar manipular a un consumidor adulto para que compre algo. Es como un juego. Pero los niños no son «pequeños adultos». Sus cerebros no están formados completamente. De modo que lo que hace la publicidad es aprovecharse de esa vulnerabilidad en su desarrollo mental – conscientemente. Esa publicidad está generalmente asesorada por psicólogos (…) «Alguien me preguntó… ¿Pero eso es ético? Porque estás manipulando a los niños. Bueno, no sé si lo es. En realidad la misión de las empresas es vender productos. Si tenemos un producto y podemos hacer un buen anuncio y comprar tiempo en los medios, y publicitarlo, y con eso vendemos más… habremos logrado nuestro objetivo. [Lucy Hughes, VP de Initiative Media, una de las mayores centrales de medios publicitarios. Hughes fundó una empresa llamada Nag Factor para asesorar a las empresas sobre cómo conseguir que los niños les pidieran insistentemente cosas a sus padres para que se las compraran.]

Una de las historias más divertidas de este capítulo es la de Mark Barry, que básicamente es un «espía corporativo» que ha visto de todo y que cuenta algunos detalles realmente interesantes sobre ingeniería social, pero también sobre las relaciones entre las más grandes empresas y los gobiernos.

3. Cómo resistirse a las corporaciones

Esta última parte del documental es la que aboga más por el activismo, explicando el problema de las privatizaciones (tomando como ejemplo el suministro de agua en Bolivia) y ahondando en algunos otros ejemplos como la relación entre las empresas y la sociedad muchas veces es inhumana.

Uno de los ejemplos más terribles, a la vez que tecnológico es el que narra Edwin Black, autor de IBM and the Holocaust. Ya había leído brevemente algo sobre esto en 50 Things You’re Not Supposed to Know pero aquí se explica con más profundidad y a la perfección. Black cuenta cómo eran máquinas de IBM, la empresa abenderada de los Estados Unidos, las que se emplearon en la Alemania Nazi para gestionar, catalogar e «informatizar» (en tarjetas perforadas de la época) la información sobre todas las personas enviadas a morir en los campos de concentración. Ante las alegaciones de IBM de que «esa historia no está del todo demostrada», o de cuál era la conexión, o si fue una actuación de la subsidiera alemana, Black enseña en la película los documentos de clasificación, las tarjetas perforadas, las cartas y los contratos – con fechas hasta de 1942. Contratos de leasing y mantenimiento de las máquinas – operariosde IBM debían ir a los propios campos de concentración. Contratos directos entre los campos de concentración y la sede de IBM en Nueva York. Tremendo. (Ya estoy tardando en encargar tan conspiranoico libro.)

La lista de empresas condenadas y multadas con cientos de millones de dólares por malas prácticas es también curiosa y extensa, no deja títere con cabeza.

El final del documental reclama que sea la gente corriente quien recupere el control del mundo frente a las corporaciones. Igual que en otros tiempos se consiguió cambiar el que existieran negocios como la esclavitud, que fueron abolidos, o se recuperon para la sociedad bienes públicos como el agua en Bolivia.

La cinta está repleta de fragmentos de entrevistas a personajes interesantes, entre ellos algunos muy conocidos como Noam Chomksy (profesor del MIT), Michael Moore (Óscar por Bowling for Columbine), Naomi Klein (autora de No Logo) o Anita Roddick (The Body Shop) así como algunos otros tipos simpáticos que no me resultaban tan conocidos, como Mark Barry (el espía corporativo) o gente que gestiona grandes empresas pero con buenos discursos respecto a todo esto, como Ray Anderson (un CEO con conciencia) o Sir Mark MoodyStuart (otro que demuestra cierta conciencia, pese a haber sido CEO de Shell).

En un final ilustrativamente bello por lo irónico/paradójico, Michael Moore cierra el documental explicando por qué son corporaciones quienes le permiten a él hacer sus películas-denuncia sobre las corporaciones y el capitalismo: sencillamente porque de ese modo esas corporaciones ganan mucho dinero con ello.

Fuente: http://www.microsiervos.com/archivo/peliculas-tv/the-corporation.html

Ver documental online: http://www.megavideo.com/?v=29FNRF6S